La dulce realidad del estrés 🧁 😣🍩



¿Cuál es la relación que tiene el estrés -sin importar el tipo - y el azúcar?.


Muchas veces decimos, no, estrés ¿yo? y la verdad es que con la situación mundial que estamos viviendo no es algo extraño, creo que es una fase por la cual todos pasamos. El estrés puede estar escondido detrás de cosas tan simples como un pago no realizado, de lavar las verduras, un pendiente de oficina, lo que tu quieras, entonces en realidad siempre tenemos algún tipo de estrés. Pero nosotros podemos decidir cuánto nos afecta y cómo podemos controlarlo.


Dime algo, ¿te has dado cuenta que tus antojos por algo dulce han incrementado? Si dijiste que si con la cabeza, aquí puedes encontrar la respuesta: el estrés puede causar antojos de algo dulce, es decir azúcar.


La dulce ansiedad, un postre, pan con mermelada, o refresco pueden reducir el estrés, ¡claro! por qué el azúcar que contienen estos alimentos reducen los niveles de cortisol en la sangre. Entonces, en medio del caos lo primero que pensamos es dónde están esas galletas que compré el otro día.

A ver, ¡alto! ¿el azúcar me ayuda a relajarme?, el tema es que el azúcar o glucosa entra en el torrente sanguíneo para subir los niveles de “energía” por si necesitamos salir corriendo, trepar un árbol, el problema es que hoy no salimos corriendo a menos que sea nuestro ejercicio del día, ni trepamos un árbol a las 11:30 de la mañana por que nos está persiguiendo un león. Entonces no necesitamos esa energía extra en nuestra sangre.


Un gran problema es el azúcar refinada, que básicamente está en casi todos los productos procesados sin importar si son dulces o salados.


Si estás calmando tus antojos de algo dulce comiendo fresas, una manzana o un delicioso mango; estás haciendo un gran trabajo.

Los azúcares naturales de las frutas son bastante fáciles de procesar para tu cuerpo, siempre y cuando no te excedas en las cantidades.


Pero, el consumo excesivo de azúcar procesada a diario no es bueno para tu salud. Demasiada azúcar eventualmente puede conducir a un deterioro de tu bienestar. Tampoco es una buena fuente de energía. Si bien puede ofrecer un aumento repentino debido al aumento en el azúcar en la sangre, a menos que se combine con una grasa o proteína, este aumento conduce a un colapso a medida que los niveles de azúcar en la sangre caen en picado. Entonces entramos en un círculo vicioso de nunca acabar, con consecuencias como: diabetes, sobre peso, hígado graso, y la lista continúa.


Para evitar caer en la tentación, puedes intentar técnicas tan sencillas como la meditación, respiraciones, yoga, deporte, pintar, cualquier actividad que te relaje para bajar los niveles de cortisol en la sangre.


Sigue comiendo bien, con buenos hábitos y cocinando mucho


Nos vemos pronto

Salud y bienestar hoy y siempre




10 vistas