La nieve es magia

El universo se ha dado a la tarea de hacer una perfección en medio de la nada, cómo te puedes explicar que un copo de nieve tan diminuto, tan frágil, tan vulnerable a todos los factores, haga esto posible... PARIS BLANCO!

No solo hace que el paisaje se convierta en la entrada de Narnia, sino que también hace que ese niño, ese pingo interior salga a divertirse, a jugar y liberar parte de lo que el día a día nos hace retener.


La magia empieza en la emoción de ver los copos de nieve caer, como si estuvieras esperando que se termine de cocer el pastel de la abuelita, huele toda la casa deliciosas pero námas no pasa el tiempo lo suficientemente rápido. (A mi me pasa eso con la nieve). Después de varias asomadas por la ventana logras ver el piso color blanco, ahí es donde el niño empieza a sonreír, ya está listo para salir a tocar lo helado, terso y blanco de la acumulación de pequeños copitos de nieve.


Salir a la calle y ver a la gente con una sonrisa en la cara, guantes, tapados hasta el copete y cachar a uno que otro que empieza con este juego inocente que parece de niños, no tienen precio. Es cuando el corazón se empieza a inflar de alegría, es una energía que se respira de alegría, paz, diversión y sobre todo libertad! Es un sentimiento común.

No solo es jugar si no admirar la belleza, el regalo más grande que nos puede dar la vida: cada instante en cada paso que damos. Registrar en la memoria esos pequeños instantes que solo el corazón sabe que lo hace palpitar con mas gusto, más fuerte; eso se llama felicidad, que en mi pueblo le decimos - magia!


Esa magia que hace que te salga una sonrisa, que te den ganas de abrazar a alguien, que te detengas a observar al otro, que te caches con pensamientos de alegría y de paz, esa es la magia de estar vivos, de poder decir: aquí estoy, por que soy, por que respiro.


La nieve tiene la capacidad de justo sacar esa magia que todos tenemos dentro, ya sea explorando maneras de atacar al otro con bolitas de nieve, la forma en la que juntamos nieve para poder formar bolas de distintos tamaños para luego convertirlas en muñecos de nieve o simplemente la manera que tenemos de hacer feliz al alma, tirándote al suelo y hacer angelitos!!!



Gracias copos de nieve por darnos la oportunidad de dejar salir a ese chamaco que llevamos dentro, gracias por darnos el chance de ver un paisaje de revista, gracias por hacernos respirar y dar gracias!


La mejor magia del mundo! - La felicidad!


FlorenciaTorres

Heath coach &Chef

Fundadora de Life style coach

@lifestylecoach

0 vistas